Encuentran dos nuevos naufragios del siglo XVIII con miles de millones de dólares en tesoros

Fachada del galeón San José naufragado

Colombia encuentra dos nuevos naufragios cerca del lugar donde se hundió un galeón español del siglo XVIII con miles de millones de dólares en tesoros.

Conocido como el “santo grial de los naufragios”, el San José de España guardaba unas 200 toneladas de tesoro, incluyendo monedas y lingotes de oro, plata, esmeraldas y porcelana china.

El galeón San José fue una víctima de la Guerra de Sucesión Española. Contenía miles de millones de dólares en tesoros robados y se hundió frente a la costa de Cartagena, en Colombia, en 1708, pero su ubicación siguió siendo un misterio hasta 2015. Ahora, las autoridades acaban de publicar las imágenes más precisas de los restos del naufragio y han revelado el descubrimiento de otros dos naufragios cercanos.

Apodado “el santo grial de los naufragios” por historiadores y arqueólogos submarinos, el San José llevaba uno de los mayores cargamentos de objetos de gran valor. Según la BBC, la Armada colombiana lo encontró milagrosamente con vehículos submarinos operados por control remoto más de tres siglos después.

El lugar está plagado de millones de doblones de oro, monedas de plata y esmeraldas que los españoles saquearon en Sudamérica. Los arqueólogos están estudiando el cargamento, cuyo valor se estima en 17.000 millones de dólares. Mientras tanto, los restos de al menos otros dos barcos también han llamado su atención.

“Ya hemos encontrado dos embarcaciones más: una embarcación que es del periodo colonial y otra que, desde el punto de vista del análisis preliminar, corresponde al periodo republicano de nuestra historia”, dijo el presidente de Colombia, Iván Duque, según el Heritage Daily.

Pintura antigua del Galeón San José

El buque colonial es probablemente otro barco español de finales del siglo XVIII o principios del XIX, mientras que el otro naufragio parece ser una goleta colombiana que data de la guerra por la independencia del país de España en 1819, según Sky News.

Increíblemente, la Armada colombiana ni siquiera estaba buscando nuevos naufragios cuando hizo el descubrimiento. En su lugar, estaban realizando un reconocimiento de los restos y el botín del San José, que estaba destinado al rey Felipe V de España para asegurar su tesorería durante la Guerra de Sucesión Española.

La Guerra de Sucesión española comenzó con la muerte de Carlos II en 1700. Era el último de los Habsburgo españoles y no tenía heredero, lo que desencadenó una lucha por el poder entre su familia dinástica y la Casa de Borbón de Felipe. El conflicto, que duró hasta la victoria de Felipe V en 1714, acabó provocando el ascenso del Imperio Británico, que se aprovechó del caos.

Según Newsweek, el San José era un galeón de tres mástiles y 64 cañones con 600 hombres a bordo y lleno de más de 200 toneladas de oro, plata y esmeraldas saqueadas, además de porcelana china, cerámica y cañones.

Monedas de oro del yacimiento del Galeón San José

Aunque estaba claro que se hundió frente a la costa de Cartagena, el galeón no se descubrió hasta 2015. Las autoridades aún no han revelado su ubicación, ya que los derechos de salvamento siguen siendo disputados por Colombia, España y Bolivia, que argumenta que el tesoro les pertenece porque España se lo arrebató ilegalmente a sus antepasados.

Mientras continúan los litigios, el Presidente Duque cree que el barco sigue siendo de lo más intrigante – y elogió a la Armada por captar “imágenes con un nivel de precisión nunca visto”.

Los oficiales de la Armada colombiana utilizaron un sumergible operado a distancia y equipado con cámaras de alta definición para localizar los restos a unos 3.000 pies de profundidad.

Las imágenes del gobierno mostraban el descenso de su equipo de alta tecnología en el océano para capturar este tesoro de artefactos. El cargamento incluía espadas que antes llevaba la tripulación, tazas de té, vasijas de arcilla y una serie de monedas de valor incalculable. Según un comunicado del Comando de las Fuerzas Armadas de Colombia, el barco estaba en un estado extraordinario.

Porcelana china del Galeón San José

“Bajo los lineamientos de la Presidencia de la República durante los últimos dos años, la Armada Nacional de Colombia y la Dirección General Marítima, en una labor de observación no intrusiva realizada en el sitio donde reposa el Galeón San José, ha verificado que no ha sufrido intervención o alteraciones por la acción humana”, dice el comunicado.

Mientras los arqueólogos militares analizan las inscripciones para determinar la procedencia exacta de este cargamento, el presidente Duque afirmó con firmeza que el barco y su contenido se quedarían en Colombia, y no se venderían al mejor postor.

Lo mismo ocurre con los restos de los otros dos barcos que la Armada ha descubierto recientemente, dijo. Estos pecios, según el comandante de la Armada, el almirante Gabriel Pérez, “muestran otras opciones de exploración arqueológica. Así que el trabajo no ha hecho más que empezar”.

De hecho, lo más cautivador de todo es que el Presidente Duque reveló que la Armada colombiana está investigando ahora al menos otros 12 buques cercanos.

Después de leer sobre el naufragio del San José, conozca el barco militar de la antigua Grecia encontrado en la ciudad perdida del antiguo Egipto. A continuación, lea sobre el naufragio romano y el antiguo tesoro encontrado en Grecia.